viernes, 25 de enero de 2013

Las estrategias de las Universidades Privadas en México, ¿Son las correctas?


Partiendo de mi propia experiencia ya que soy orgullosamente egresado del Instituto Politécnico Nacional y también por el hecho de que la gran mayoría de mis compañeros de preparatoria optaron por ingresar a universidades privadas, me permito comentar las siguientes observaciones:
Considero que el sector de servicios de ventas en las universidades privadas deberían enfocarse más en demostrar el desarrollo científico y de humanidades que benefician directamente al país y que se generan justamente en las aulas y laboratorios de la universidad, también el número de asociaciones que funcionan dentro de ésta como factor complementario a los estudios profesionales, pues solo así se puede generar un verdadero liderazgo (un claro ejemplo es la UDLAP y La Salle que enfoca atención en gran medida a las ONGs que están insertadas en su comunidad estudiantil, incluso La Salle Ciudad de México tiene un edificio solamente para Asociaciones como en la mayoría de las universidades estadounidenses).
A decir verdad, las veces que pisé una universidad privada (en mis tiempos de preparatoria) para pedir información me ofrecían siempre el hecho de garantizarme un trabajo y que se tenían convenios con empresas (incluso en unas universidades tenían un rango de sueldos por carrera para los recién egresados de sus aulas), cuestión que me parece buena, sin embargo no considero que deba ser el objetivo principal de una Universidad (Que proviene del latín Universus-A-Um, Universo).
Me parece acertado hacer una reflexión de la manera en que se eligen a las mejores universidades del mundo las cuales son principalmente en número de publicaciones en revistas de prestigios (y también el tamaño del impacto), proyectos de relevancia global, número de premios nobel entre otras cuestiones que muy a menudo no se toman en cuenta cuando se ofrece una universidad (Solamente algunas universidades públicas como la UAM, la UAEM y la UNAM).
Al vender la universidad como una cuestión de marca olvidando el enfoque de desarrollo, entonces puede generarse una gran desconfianza en los padres de familia quienes podrían preocuparse en el "después", no solo en el "durante", más allá de los aspectos económicos.
Angustiante es el hecho de saber que una de las universidades privadas de México es la doceava universidad más cara del mundo, pues solo refleja la gran polarización social y sobre todo la pésima distribución de riqueza, deformando el concepto de universidad como si se tratara de una playera con la imagen de un cocodrilo.
Considero que existen algunas universidades privadas (Como el ITAM, o la Universidad Iberoamericana) que han comenzado a adquirir un grandioso prestigio por sus proyectos de responsabilidad social, sus esfuerzos en aumentar el número de publicaciones y proyectos de carácter científico y humanistas (Un claro ejemplo son sus esfuerzos por contratar investigadores del SNI), y también sus planes agresivos de becas y financiamientos.. Creo que cambiando el enfoque de ventas podría conseguirse un mayor éxito. Claro que se necesita dinero para tener ciertas investigaciones, apoyo a ONGs y también actividades culturales/deportivas (Un ejemplo claro es el Futból Americano Colegial muy arraigado en México por ser generadora de identidad y de sana diversión, sin duda el más grande impulsor de unidad en las universidades estadounidenses), claro que se necesita infraestructura y espacios, pero sin duda creo el objetivo principal de una universidad es brindarle opciones infinitas a sus alumnos para que puedan complementarse en los aspectos que lo hagan sentir feliz y a la vez productivo para su sociedad, no solamente la fabricación de ejecutivos orientados específicamente a las empresas con conocimiento de cómo comportarse dentro de ellas, por lo que considero aceptable el esfuerzo de lograr una Universidad en toda la extensión de la palabra.
Lo dicho anteriormente se hace con el objetivo de reflexionar sobre las posibles causas de la elección (o no elección) de un aspirante por una universidad, así como una posible nueva estrategia más efectiva en su sector.
Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada